CONCIERTOS,  NOTICIAS

CRÓNICA: LA PRIMERA ÉPICA EDICIÓN DEL MOTOR CIRCUS FEST

Ya sabía de la existencia del Motor Circus Fest hace varios meses, pero en ningún momento pensé que desease que llegara su segunda edición.

Llegue allí nada más empezar. El recinto no os voy a engañar, era pequeño. Hecho en el Polideportivo Municipal de Santamaría, y de tamaño cómo un campo de futbol, el Motor Circus Fest solo tenía un solo escenario y en la misma torre de sonido y de luces un saliente para alguno de los artistas del día. Pero no os voy a engañar, me gustaba ese formato, todo a mano, pequeño, cómodo, versátil, acogedor… no se, había muchas palabras que lo definían, pero a mi la infraestructura finca del festival me encantó.

La primera banda que ví fueron Los Zigarros, esa banda proveniente de uña gira de Fito “Huyendo Conmigo de Mi”. Con su Rock and Roll clásico arrancaron el festival a una hora muy problemática; a las 5 de la tarde estaban ya allí intentando levantar a todas aquellas personas que llegaban. Su concierto no se salió de la linea habitual de esta banda, y mejor, porque no cambiaría ni una solo movimiento de ellos.

 

LosZigarros2

 

Tras algo más de una hora, llegó el turno de nuestros queridísimos Love Of Lesbian.

Después de haber estado comiendo dos mesas a la izquierda solo hace unas horas, Santi Balmes encendió su Poeta Halley con “Cuando no me ves”, siendo el inicio de un concierto con algo más de una hora y media único, ya que jamás o pocas veces (según aseguraron en medio del concierto) habían tocado a esa hora del día, a plena luz del sol, ni tan siquiera haber hecho las pruebas de sonido.

Pero sin lugar a dudas Love Of Lesbian dejaron todxs sus fans con un gran sabor de boca, con exitazos como “Bajo el Volcán, IMT, Contraespionaje, Balice o Incendios de Nieve”  poniendo el punto indie español del festival de un nivel más que considerable, con una de las bandas de primer nivel en España y fuera de ella con más de cuatrocientas mil escuchas mensuales en Spotify, ¡Casi nada!

 

LoveofLesbian5

 

Tras haber visto a Love Of Lesbian (una de las citas imperdibles) decidí descubrir los interiores del Motor Circus y poder descubrir tanto la exposición de motos míticas, junto a sus zonas de Market así cómo la zona de restauración, dónde aún me acuerdo lo bueno que estaba aquel bocadillo de ternera que me dio la vida, para poder estar bien alimentado para el icono por excelencia que vendría en pocos minutos.

La organización del festival la verdad es que era bastante buena (teniendo en cuenta que era su primera edición), pero sobretodo lo que facilitó todo a la versatilidad fue que era un recinto pequeño y que la afluencia de gente no era agobiante ni masificada, cosa que agradecí mucho, ya que había muchísimo sitio para las 6000 personas que congregaron allí, aunque había más que infraestructura para más gente, es decir, el Motor Circus estaba preparado para todo.

Tras esa inspección del recinto y del festival en sí, decidí coger sitio para ver al más que esperado Iggy Pop. Nada más salir, la gente se volvió loca y se entusiasmó tanto que ya en la primera canción los vasos de mini salían volando para caer encima de alguna pobre persona, pero daba igual, porque no había nadie que no hiciera caso a nada, salvo al escenario.

Todo comenzó con ” I Wanna Be Your Dog” canción de The Sotooges pero que nos teletransportó tanto a los que no lo vivimos cómo a los que si, a la década de los 70. Iggy había salido para darlo todo y dejarnos un recurso imborrable del día o uno de los pocos que le veríamos en concierto, ya que a sus 70 años de edad es casi un milagro que esté donde esta y qué esté como esté. Seguido a todo esto vino su mítico “Pasajero” siendo una de las canciones más esperadas de todo el día, el poder cantar con el The Passenger, al igual que Sixteen, Lust For Live, Down on the Street o Repo Man.

 

IggyPop8

 

En definitiva Iggy dio un verdadero recital de hora y media que dejó más que satisfechos a todos los asistentes y que fue el símbolo de esta primera edición, pero es que la cosa no terminaba ahí, aun quedaban varios artistas de primer nivel internacional, y una de ellas era mi favorita.

Tras el concierto de Iggy, decidí coger buen sitio para ver la exhibición de los Red Bull X-Figthers, y he de decir que nuca había estado en ninguno y la verdad es que quedé sobradamente impresionado cuando les veía volar por el aire haciendo unas piruetas que yo no me atrevería ni hacer ni en mi cama, pero que ellos es el pan de cada día.

 

RedbillXfighters2

 

Pero por fin y después de mucho esperar venía el momento más esperado para mi de todo el día; el concierto de mis amados Crystal Figthers.

Ya era la tercera vez que les veía, y corroboré algo simplemente maravilloso; ellos son los únicos que consiguen evadirme de una forma real y casi mágica en cada uno de los conciertos, hasta el punto de tener que preguntar a la gente ¿Que he estado haciendo durante el concierto? porque la inmersión que tengo en cada una de las canciones es sobrenatural. No es para menos que me suceda esto con una de las bandas de música más reveladoras de toda esta década, la cual juntó a más de 8.000 personas en su fin de gira en Madrid el pasado mes de Diciembre.

Presentando su ultimo disco “Evrything is my Family” temas como “Good Girls, Simplicity, Yellow Sun o All Night” dieron ese punto renovado al recital que nos brindaron el pasado Sábado, pero su vez, himnos como “L.A Calling, Xtatic Truth, Cave Rave, Follow o Plage” fueron sus míticos éxitos que no faltan en ninguno de sus bolos, junto a su puesta en escena de lo más peculiar con un Sebastian que estuvo a la altura de la ocasión como siempre.

CrystalFighters2

 

Tras que Crystal Figthers dejasen el escenario, y yo recobrase un poco el aliento después de que me dejasen sin fuerzas, The Zombie Kids se pusieron a dar una sesión sencillamente bestial que tenía como única función calentar al personal ante la llegada de uno de los padres de la música electrónica. Pero aún así, Candel y Cumhur supieron llenarnos de buenas y algunas míticas canciones como “Fire o Face”

 

ZombieKids

 

Pero finalmente el colofón de la noche lo puso Fatboy Slim, uno de los mejores Djs del mundo estaba delante mía, con una puesta en escena visual que me recordó a los Chemical Brothers, pero también con llamaradas de chispas del escenario, luces estroboscópicas junto a homenajes a Prince y a David Bowie. Norman, estuvo más de hora y media pinchando y remixeando temas tan conocidos como, “Eat Sleep Rave Reapeat, Praise You o Rigth Here Rigth Now” pero con un fiestón de por medio que lo hizo mas épico aún.

 

FatBoySlim1

 

Este fue el broche de oro a un día y a un festival que me dejó muy encantados y entusiasmado por todo, pero sobretodo por un cartel que si nos fijamos bien, 5 de las 9 bandas que hubo en ese festival son míticas, o de primer orden en la cartelera internacional, y las pudimos ver a todas ellas en un mismo festival.

Sinceramente es un festival al cual sin lugar a dudas repetiré el año que viene, y todas las ediciones que se hagan porque es un festival de un día, con un precio más que razonable pare le pedazo de cartel e i infraestructura que traen.

¡Nos vemos el año que viene amigos! 🙂

 

hipsterlogogenerator_1433366798138-e1433366872964-150x150 hipsterlogogenerator_1433283612440-e1433366292918-150x150 hipsterlogogenerator_1433282278744-e1433366330925-150x150

marca de agua ñuis

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone