CONCIERTOS

CRÓNICA: THE TALLEST MAN ON EARTH DEJA HUELLA EN LA RAMBLETA #VALENCIA

Son pocas las veces que podemos disfrutar de un concierto como el que tuvo lugar el pasado Martes en la Rambleta.

En ocasiones, Valencia deja de ser un oasis en el panorama musical nacional, normalmente eclipsado por Madrid, Barcelona, o Bilbao -destinos más comunes para los grandes artistas internacionales-. No sabemos muy bien el por qué, pero muchísimos grupos evitan la Comunidad Valenciana en sus giras, y tan solo la pisan para actuar en festivales. Nos toca conformarnos con lo que tenemos, que no es poco, y esperar ocasiones como esta.Rambleta acogió, nada más y nada menos, a Kristian Madsson, mejor conocido como ‘The Tallest Man on Earth’.

24819834112_b35b8cedcb_h
El cantautor sueco nos presentó su último disco ‘Dark Bird is Home’, uno de los mejores discos de 2015, y pegó un repasó a su discografía en un Teatro Rambleta que hizo prácticamente sold out.

24844473531_cb2df941da_h

El sonido de la banda era sobrenatural, la expresión ‘suenan como en el disco’ llevada a otro nivel. Kristian trajo en su banda los ingredientes necesarios para configurar un sonido íntimo pero a la vez grande; arropado por una impecable guitarrista, secundado por una base rítmica que acompañaba pero tenía presencia, y alimentado por los fantásticos teclados que se turnaban con un pedalsteel que ponía los pelos de punta. Todo esto sumado al, más que depurado, fingerpicking con el que acariciaba su acústica.

https://m.flickr.com/#/photos/raffdeen/24570164719/

En los primeros cortes del concierto ‘Winds and Walls’, ‘1904’ y ‘Fields of Our Home’ nos ponían en situación. El concierto iba a ser tranquilo, pero intenso; todo lo tranquilo que puedes estar cuando estás sentado en una butaca -debería haber sido en otro lugar del teatro donde pudiéramos haber disfrutado de él de pie-. ‘Slow Dance’, ‘The Wild Hunt’ y ‘Darkness of a Dream’ precedían entre cambios de guitarra, al momento más esperado de la noche, la banda abandonaba el escenario.

https://m.flickr.com/#/photos/raffdeen/24310950873/

Litros de baba caían por las escaleras mientras la peculiar voz de nuestro sueco favorito cantaba ’Love is All’, su single más conocido. En solitario y sin más ayuda que la de su buen hacer musical, ‘I Won’t Be Found’ y ‘The Gardener’ hicieron que el público diera las primeras palmas. La banda volvió a acompañar en ‘Sagres’, ‘Revelation Blues’, ‘Timothy’ y ‘Thousand Ways’, para dejar paso al mejor momento de la noche, a mi parecer. La guitarrista y Kristian al piano, se quedaron solos para interpretar una versión algo diferente pero muy emocionante de ‘Little Nowhere Towns’.

https://m.flickr.com/#/photos/raffdeen/24844474171/

Otra de las versiones no-parecidas-a-las-del-disco fue ‘Where Do My Bluebird Fly’, algo más eléctrica de lo normal, despojándose del Dylan al que nos tiene acostumbrados The Tallest Man on Earth, al igual que una ambiental ‘Seventeen’. Le quedaban un par de temas, nos avisaba, y como no podía se de otra manera, ’King of Spain’. Ovación para terminar el concierto, aparentemente, con ‘Dark Bird is Home’, el tema que da nombre a su disco.

Tras unos minutos de incertidumbre la banda vuelve a salir e interpreta ‘The Dreamer’, una de las más esperadas, y ‘Like The Wheel’ para cerrar un concierto redondísimo en el que no faltó absolutamente nada.

https://m.flickr.com/#/photos/raffdeen/24844475581/

¿Cuándo volveremos a tener una estrella fugaz como esta por Valencia? No lo sabemos. Pero cuando las haya, aprovechen.

https://m.flickr.com/#/photos/raffdeen/24819840352/

-.-.- Texto y Fotos: Raff Deen -.-.-

Sigue todas las novedades en nuestro Twitter (www.twitter.com/FestivalesInfo)

hipsterlogogenerator_1433366798138hipsterlogogenerator_1433283612440hipsterlogogenerator_1433282278744

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone