FESTINFO,  NOTICIAS

EL ETERNO BECARIO (POR CARLOS JIMÉNEZ)

Yo pienso… y es una realidad, que todos alguna vez en nuestra vida hemos sido, o somos, el eterno becario precario.
Becario, sí. Si tienes la suerte de que alguna empresa tenga a bien leer tu cv, contestarte a un email y llamarte para concertar una entrevista. Con eso ya, te llevas la alegría de tu vida.
Llegados a ese punto, ilusionado, te pones tus mejores galas para ir a la entrevista. Una vez allí, el mero hecho de que vayan a buscarte te hace sentirte importante y que has triunfado si te acompañan al despacho de recursos humanos.
Entras.

tumblr_me9cgpwqFK1rrn4udo1_500

Te invitan a sentarte.

Nervioso, sonríes.

El entrevistador rompe el hielo con una absurda pregunta del tipo: ¿Te ha costado mucho llegar? Se encuenta fácil el eduficio, ¿verdad?
La buena educacion y la cordialidad rezuman en el ambiente mientras miran tu cv haciéndo que se interesan por ti. Hasta que llega la pregunta clave:
¿Bueno qué? ¿Qué has estudiado, qué sabes hacer?”.
Ahí es cuando tu le empiezas a contar toda tu trayectoria académica y experiencia profesional, como si te fuese la vida en ello. Intentas venderte como si de la mejor vaca en una feria de ganado se tratara.
Sin embargo, en esta fase lo único que les interesa es un pequeño detalle… “¿estás estudiando actualmente?” ¿Sigues matriculado en la Universidad? ¿puedes hacer convenio con alguna Universidad? ¿Algún curso?

La pregunta resulta graciosa cuando le acabas de explicar que has terminado una licenciatura, que tienes un máster y nunca dejas de hacer cursos para estar actualizado.

Depende de lo que le contestes, si es un “si” con suerte les interesaras un poco más. Si dices que “no” automáticamente estarás nominado y, sin consultar a la audiencia, tendrás que abandonar la casa.

“Ya te llamaremos” Terminan.

Pasados unos días, los justos para que tu te empieces a olvidar de esa entrevista, el teléfono suena y te ofrecen el trabajazo de tu vida.
Becario multidisciplinar y polifuncional a jornada completa donde todo son posibilidades de crecimiento y proyección en todos los aspectos.


En todos menos para tu cuenta corriente porque ya me diréis lo que puede crecer y proyectarse eso con los ni siquiera 300 euros que te van a pagar. 300 euros en los que no te tienes que fijar, porque (modo ironía on) “tú aún no sabes todo lo que vas a aprender”.

Asi que con todo lo que vamos a aprender tenemos que pagar el piso, el abono transporte, y la comida hasta que desarrollemos superpoderes para vivir solo del aire y ¿si algún día te quieres comprar un capricho para ser un moderno en construcción? Pues se lo pides a papá y si estás de suerte, que te ingrese algo y te rescate efímeramente de tu permanente bancarrota de eterno becario.

Pero tranquilos que esta eternidad tendrá fin. No es más que estar 3 o 6 meses en la empresa. Si lo haces bien y eres el becario del mes (lo que viene siendo el siervo del mes) te renovarán otros 6 meses más prometiéndote que cuando cumplas el año, te contratarán. No por mucho, acentúa el jefe. Pero te contratamos.

Y así pasará el año, entregando tu vida por 300 euros haciendo labores de profesional contratado. Disponible de lunes a domingo. Cancelando cenas y viajes con pareja y amigos para que estén contentos contigo. Para cumplir con el negocio con pundonor profesional como si a final de mes lo fueras a heredar. Pero al final de mes, tus 300 euros mensuales te recordarán que sigues siendo el eterno becario precario.

Y de beca en beca, y de rescate en rescate pasan los meses haciéndose años… Vuelves cada mañana a tu puesto de trabajo, cada fin de mes a ver tus 300 euros en el banco…

large

Y ante esta situación, cojo aire, respiro… Y yo pienso; ¿llegará algún día el puto contrato?

Sigue todas las novedades en nuestro Twitter (www.twitter.com/FestivalesInfo)

hipsterlogogenerator_1433366798138hipsterlogogenerator_1433283612440hipsterlogogenerator_1433282278744

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone