CONCIERTOS

Crónica: Exonvaldes en Stereo Alicante. Liberté, Egalité e Indié. #Alicante #Lowfestivalontour #Stereo

IMG-20160520-WA0007

Más franceses no pueden ser. Ni más indies estereotipados. Pero la verdad es que Exonvaldes cumplieron con creces las expectativas del concierto. Vale que pese a ser franceses, muy revolucionarios no son. Pero, a pesar de los fallos de sonido en los primeros compases del evento, su sonido se fue consolidando y la euforia de su grupo de acólitos de la primera fila se contagió al resto de asistentes. Sin duda no de forma tan exagerada como la de esos fans acérrimos, pero sí como para que la sonrisa en la boca y el ritmo en los pies predominase en la sala. Quizá ese ritmo hubiese sido mayor si no hubiesen intercalado tanta canción lenta y romántica en su repertorio, pero… son franceses, llevan el amor impreso en su ADN. Y para quien acusa a los galos de chauvinismo, ha de saber que además de alternar canciones en el idioma de Rousseau con el inglés (lo que el oído agradece al conseguir que el concierto parezca mucho más variado) su cantante, Simon Beaudoux, se dirigió al respetable chapurreando castellano. Incluso, en plena actuación bajó del escenario para recorrerse toda la sala dando palmas entre el público. Afortunadamente no todos estaban ocupando sus manos grabando con el móvil (lástima de hábito) y algunos le acompañaron en el palmeo.

IMG-20160520-WA0006

Sin duda esos fueron sus highlights como frontman, pero en mi opinión el auténtico alma sobre las tablas (y me da la impresión que fuera de ellas también) es el teclista y guitarra  Antoine Bernard. No dejó de moverse, tararear las canciones, darlo todo en los punteos, emocionarse al teclado… un auténtico hombre orquesta. Sin duda fue quien quemó más calorías en la actuación. Normalmente el que más suele quemar es el baterista, pero el de este grupo es el que, en toda mi carrera de directoadicto,  he visto con menos pinta de ocupar ese lugar. Ni de baterista, ni de músico. Y no es que lo hiciese mal, ni mucho menos, pero cuando se levantó al finalizar, parecía un tímido funcionario de asuntos sociales que acababa de terminar su jornada laboral. Díficil de explicar, pero daban ganas de invitarle a una birra y decirle «tranquilo chaval, que ya ha pasado todo». Pero no había pasado todo, porque tras la primera «espantada» volvieron a la faena a tocar otro buen puñado de canciones para el deleite del personal.

El público disfrutó de la noche del jueves 19 de mayo, y posiblemente el que la mayoría hubiesen entrado gratis ayudó. Gratis porque formaba parte del Low Festival On Tour, y con el abono de ese festival la entrada costaba cero euros. Yo, pese a tener el abono, pagué los 5 euros de rigor y también disfruté mucho. Un consejo: cuando haya este tipo de promociones, no penséis que con ir con tu abono a la puerta del local es suficiente. Normalmente hay que hacer algo más. Informaos bien antes de hacer el canelo como un servidor. Otro consejo: Exonvaldes no será el concierto de vuestra vida, pero si podéis verlo, como mínimo van a cumplir vuestras expectativas y os van a dar un directo de indie muy bien ejecutado, elegante y en ocasiones divertido.

IMG-20160520-WA0010

Sigue todas las novedades en nuestro Twitter (www.twitter.com/FestivalesInfo)

hipsterlogogenerator_1433366798138hipsterlogogenerator_1433283612440hipsterlogogenerator_1433282278744

image-2.jpg

 

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone