CONCIERTOS,  NOTICIAS

CRÓNICA: INCREÍBLE DESPEDIDA DEL AÑO DE CRYSTAL FIGHTERS EN #MADRID

Estaba súper nervioso. Aún no me podría creer que fuera a hacer fotos a Crystal Figthers en un concierto propio, me resultaba demasiado.

Para lxs que no lo sepáis, soy fan incondicional de esta atípica y carismática banda. Me han acompañado muchos años, casi desde que comenzaron y tengo que decir que ha sido un verdadero regalo que ya pueda decir: «He fotografiado a los Crystal en un concierto propio»

Estaba a punto de asistir a un «partido de la Champions League» y la ocasión no era para menos, final de gira en Madrid, en el Palacio de los Deportes y con toda la pista vendida; se preveía locura. Además los Crystal iban a ser la primera banda que catase la nueva y novedosa distribución del Barclaycard Center el «Ring Plus» con una capacidad de 8.706 expectadores (un aumento de más de 2.000 plazas con respecto al formato «The Ring»)

Ya a las ocho de la tarde estaban los primeros fans incondicionales de la banda londinense, que querían estar en las primeras filas para poder recibir toda esa energía que sale a borbotones en cada concierto suyo. Tras la actuación de El Guincho, (el cual estuvo soberbio) las emociones y la tensión cada vez se palpaba más en el ambiente.

Al fin salieron. Todxs estabamos que no cabíamos en nuestros cuerpos, y solo queríamos formar parte de ese sentimiento común que nos había hecho ir allí.

Con una puesta en escena de lo más alegre (sus enredaderas características, las flores en los microfonos, los altos para Graham y Gilbert, el deleite de sus famosos tablones de madera o la grandísima tela que hacía de arcorisis con la imagen de su ultimo disco) dieron sus primeros acordes de la noche. «Follow» ya sonaba, y el griterío de cada estrofa cada vez era más incontrolable. La gente estaba completamente unida y compartiendo una eudaimonia que solo ellos son capaces de conseguir.

15385311_706376529509517_5782879340033532895_o

No pude evitar no bailar y cantar en el foso al empezar a oír «La Calling» (hasta Louise me hizo una mueca de complicidad cuándo me vio), pero era y fue demasiado dificil resistirse a un momento que sabía que pasase lo que pasase no se volvería a repetir.

15403776_706373629509807_4056545561029781684_o

Ni un segundo de descanso, ni una parada, ni una sola vez que alguno de ellos no estuvieran moviéndose por todo el escenario para poder conectar con la gente, pese a que se hubieran recorrido toda Europa estos meses.

Ya cuando salimos del foso, pude disfrutar plenamente de ellos. Fui uno mas dentro de esa fiesta dónde bailabas con todo el mundo, cantabas con todo el mundo, te desprendías de toda cotidianidad dando hasta tu ultima gota de sudor. Todo era tu familia; no me extraña que llamasen así al disco, porque es justo lo que se siente en un concierto suyo.

15443274_706376856176151_2919907875853139722_o

La verdad es que teniendo en cuenta que venían a presentar disco, el setlist fue de lo más variado, combinando muy bien tanto lo nuevo cómo lo antiguo, lo pausado con lo agitado y lo esperado con lo inesperado. Para mi, la verdad es que el setlist que hicieron en el DCODE de 2015 fue sencillamente perfecto, podría hacer otra gira con esas mismas cacnciones que les iría a ver sin ningún problema, pero crecer es aprender a desprenderse o eso dicen.

15391244_706376486176188_7800987469695527574_o

«Bridge Of Bones» «I Love London»  «Good Girls» estaban todas (o prácticamente todas) las que nos esperábamos, pero cada una de ellas traía un algo que las hacía irrepetibles (un juego de luces, una participación más o menos actividad del público…) o simplemente la preciosa lluvia de confeti que de una forma inesperada lanzaron sin previo aviso en «You and I» y en «All Nigth» que dio ese punto fugaz, mágico e incluso esotérico en el concierto. Pero aún no sabíamos nada de lo que vendría.

15370060_706373649509805_7462312061394770692_o

El concierto poco a poco llegaba a su fin, todxs lo sabíamos, sabíamos que todo no dura eternamente, pero aún así daba la sensación de que faltaba algo, algo que se nos escapaba.

Con una de las canciones más «normalitas»de su discografía salieron sus típicas pelotas hinchables tricolor de los Crystal, pero desde atrás veíamos cómo algo se estaba cociendo desde los laterales. Entonces así de la nada, empiezan a salir globos y globos gigantes de colores por todo el B Card Center, pero de una forma completamente bestial. Todo estaba plagado de globos y la gente no sabía que hacer para disfrutar más (si aún se podía) porque era tal el climax de emoción que perfectamente podrían haber seguido otra hora más.

15493741_706373566176480_3193304700246403489_o

Son una de las mejores bandas de todo el mundo, y eso es indiscutible, pero lo que quiero recalcar es que es una de las bandas más sentidas y vividas que conozco, asemejable tal vez a The Hives o La Pegatina, pero nunca a su altura. es como si intentaran abrazarnos a todxs con sus canciones, y eso es realmente maravilloso.

Ojalá les queden muchos más bolos por hacer, porque es el reflejo del color en la música.

¿Quieres ver todas las fotos? Pincha aquí

hipsterlogogenerator_1433366798138-e1433366872964-150x150 hipsterlogogenerator_1433283612440-e1433366292918-150x150 hipsterlogogenerator_1433282278744-e1433366330925-150x150

Image-27-1024x512

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone