CONCIERTOS,  NOTICIAS

CRÓNICA: LEIVA TERMINA EL 2016 CON 15 MIL PERSONAS EN #MADRID

Que más se puede decir que no se sepa de este icono de la música española y madrileña. Desde hace 17 años lleva dando guerra encima de los escenarios, pero se necesita mucho más que eso para haber llegado a un climax profesional tan grande, a “una de las mejores noches de toda su carrera” según dijo en el Barclaycard Center repleto, dónde no cabía nada ni nadie más. Ante más de 15.000 personas, Leiva cerro su gira 2016 de “Monstruos” confirmando su merecida grandeza y los aplausos más sentidos que he he escuchado de todos los conciertos en los que he estado este 2016.

Lo que pasó hace un par de días no fue más que un mero concierto, fue el encuentro de dos generaciones unidas por un icono del pop-rock español, el canto al pasado con regusto a futuro y la nostalgia más aflorada de veinteañerxs que vieron en él el reflejo de su vida, en canciones y en momentos marcados de una forma u otra por el madrileño.

 

sin-titulocvcbnm

 

En los momentos previos de que empezase el acontecimiento por excelencia, estuve hablando con lxs valientes que andaban en las primeras filas. Cada unx tenía una historia distinta. Gente de 26 que había crecido con Pereza compartiendo aquellos jóvenes años dos mil con sus amigxs en Las Ventas, en los viajes sonando constantemente “Todo” o “Princesas” en la radio o solamente siendo el icono de una generación. Otrxs más jovenes, vivieron el final de Pereza pero con tiempo suficiente para haber visto en Leiva ese romántico dolido e incomprendido, transversal y único con esas letras que trascienden al tiempo y a las personas en sí.

Aparte de esto, antes de que diese lugar el concierto me dí cuenta de una cosa; todas las personas que estaban allí habían creado ese concierto, es decir, eran sus promotores, mecenas y sus coordinadores. Fueron lxs propixs fans de Leiva los que a través de través de la plataforma de fanfunding “Juntémonos” (iniciativa de Shows on Demand y J&B) consiguieron traerle y consiguieron hacer este #JuntemonosconLeiva . ¿No es realmente bonito que seamos nosotrxs todxs aquellxs melómanxs  los que podamos traer a nuestrxs artistas? ¿Que seamos nosotrxs lxs encargadxs de tener el poder y los medios para que ningún artista se nos resista? A mi me parece que grandioso y ejemplar que plataformas cómo Juntémonos  den estas oportunidades al público de ser el soberano a la hora de elegir la música que queremos escuchar, así que estáte atento a sus próximos conciertos y ¡Participa!

 

sin-tituloa

 

El objetivo del concierto no era más que uno; adueñarse de esos corazones ajenos y dejarlos temblando. Con un setlist de lo más variado Leiva y compañía empezaron a trabajar para llegar a ese punto que a priori no parecía muy difícil, pero que solo está al alcance de unos pocos. Con “El Ultimo incendio” o “La Lluvia en los Zapatos” encendió y calentó al personal comiendose el escenario con ayuda de su hermano Juancho, los cuales desde el minuto uno sabían que era el momento y el lugar para dejar huella una vez más después de tantos años.

 

sin-titulo123333

 

El regalo de la noche vino cuando Leiva anunció que con “Breaking Bad” iba a grabar un videoclip en directo allí, junto a todxs nosotrxs, conseguido uno de los mayores sueño de cualquier persona; ser inmortales.

Leiva sufría transformaciones cada par de canciones y dejaba aflorar canciones de su pasado en Pereza. Sabía que tenía que contentar a todxs y por ello los más mayores del Palacio rejuvenecían 10 años cada pocos minutos, y eso os juro que no tiene precio, ver cómo parejas de enamorados se vuelven a ver reflejados en la canción que marcó su noviazgo, su adolescencia o dieron significado a los posters pegados en la pared … por eso “Animales” Windsor” o “Superhemanas” tuvieron tanto significado aquella noche.

 

sin-tituloerwty

 

Tanto sus monstruos como los nuestros estuvieron ahí en alguno de nuestros hombros durante todo el recital, revividos por “Miedo” “Vértigo” “Monstruos” o “Ciencia Ficción”. Llevábamos más de una hora y media de concierto y aún no estábamos saciadxs de sus baladas, de sus canciones esotéricas y de sus giros interminables por el escenario. Pero hasta lo más deseado tiene que acabar para volver a desearlo de nuevo. Y así fue, Leiva se marchó, pero todxs nosotrxs no, seguimos ahí esperando el gran final para terminar de rematar la noche.

 

sin-tituloi8o

Y así fue. “Sinceridio” aparentemente era el ultimo tema que saldría de su boca y que retumbaría en todo el Palacio de los Deportes, pero Leiva sintió la necesidad de despedirse de una forma personal para todxs lxs que estábamos allí, con todos los sentimientos a viva piel.

Pidió que por un momento nos olvidaremos de los móviles y disfrutasemos del momento rememorando con el corazón, que aprendiésemos a vivir dejando de querer tenerlo todo guardado y que mirásemos a aquella persona con la que seguramente estábamos teniendo demasiadas miradas de complicidad durante todo el concierto y fuéramos hacia donde el/ella y que nos lanzásemos a la piscina mientras sonaba “Lady Madrid” en más de 15.000 gargantas al unísono.

sin-titulowert
Marcó una noche, un fin de año, una relación, una vida, una generación de locxs jovenes que deseaban comerse el mundo, una etapa de la música en Madrid, reparó un corazón herido y seguramente hirió alguno que otro sacando algún monstruo de su interior.

Al final cumplió su objetivo, y le entregamos el corazón durante todo el concierto y cuando nos lo devolvió vimos una nota que decía “Bajo mi pertenencia hasta nuestro próximo reencuentro. L”

hipsterlogogenerator_1433366798138-e1433366872964-150x150 hipsterlogogenerator_1433283612440-e1433366292918-150x150 hipsterlogogenerator_1433282278744-e1433366330925-150x150

Image-27-1024x512

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone